UC

Contacto

Dra. Luz OPPLIGER

comunicaciones@bio.puc.cl

BioNoticias BioNoticias / Investigación

Dr. Carlos Oliva se incorpora como académico del departamento de biología celular y molecular UC

Viernes, 09 Junio 2017

Académico UC Carlos Oliva OlaveEl investigador estudia cómo se forma el sistema nervioso, en especial los genes involucrados en los mecanismos de guía axonal y dendrítica durante el desarrollo.

Desde marzo del año en curso, el Dr. Carlos Oliva Olave (Chillán, 1982) se integró como profesor asistente en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC. Estudió bioquímica en esta misma casa de estudios y se doctoró en ciencias biomédicas en la Universidad de Chile. Realizó una estancia postdoctoral en Bélgica, entre 2011-2014, en el Laboratory of Neurogenetics de la Katholieke Universiteit Leuven. A su regreso a Chile se integró como investigador en el Centro de Neurociencia Biomédica de la Universidad de Chile donde estuvo hasta febrero de este año.

Comenta con entusiasmo que durante su postdoctorado en Bélgica participó en un estudio para caracterizar vías de señalización involucradas en la formación de axones y dendritas, que son la base para la comunicación entre neuronas a través de uniones sinápticas y que forman circuitos que permiten el funcionamiento del sistema nervioso. Estudió una vía que se conoce como Slit-Robo (en la cual la proteína Slit que está en el extracelular se une a su receptor Robo insertado en la membrana de la célula, lo que provoca una respuesta de esta) y su regulación por una proteína fosfatasa. “Lo que se esperaba es que esta proteína fosfatasa modificara el receptor Robo eliminando grupos fosfato de su dominio citoplasmático, pero identificamos un mecanismo completamente distinto donde la fosfatasa no modifica al receptor, pero ayuda a que este se inserte en la membrana. Esto es importante porque aumentar la cantidad de receptor en la membrana constituye una forma de incrementar la respuesta de la célula. Si hay más o menos proteína en la membrana, la vía funcionará de forma más o menos eficiente y de esto dependerá el crecimiento de los axones”.

Existe un número limitado de señales que ayudan a las neuronas a encontrar a sus células blanco y conectarse con ellas durante el desarrollo. Aunque estas señales son bastante conocidas, la interacción entre ellas y su regulación agregan un mayor grado de complejidad al sistema, y constituyen un aspecto que está mucho menos estudiado. “Estas vías de señalización se regulan de distintas formas dependiendo del contexto o momento, de ahí la importancia de identificar formas de regularlas. La idea es entender cómo aparecen estos pequeños cambios que les permite a diferentes neuronas encontrar a sus compañeras con las que van a conectarse”.

No cabe duda que el currículo, las publicaciones y las estadías postdoctorales fueran clave para que este nuevo profesor asistente obtuviera una plaza en Ciencias Biológicas UC; no obstante la atingencia de sus estudios también es fundamental. Además de intentar entender cómo se forma el sistema nervioso, el académico pretende investigar cómo los factores genéticos y ambientales pueden afectar al desarrollo normal y provocar enfermedades. El Dr. Oliva usa la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster) como modelo dado que tiene muchas ventajas en el área de la genética y además presenta genes equivalentes para un 75% de los genes involucrados en enfermedades humanas, lo que la hace un modelo muy importante en el campo de la biomedicina.

En el caso de los factores genéticos, el Dr. Oliva estudiará las mutaciones de ciertos genes asociadas a dolencias neuropsiquiátricas. Enfermedades como la esquizofrenia, el autismo tienen origen durante procesos de remodelación de circuitos neurales en la adolescencia o durante el desarrollo de las neuronas porque se conectaron mal, se ubicaron en un lugar que no correspondía o porque no se formó en la cantidad apropiada, además se sabe que tienen un componente genético importante. La idea es aprovechar los datos de estudios de asociación genética (se trabaja con una población de pacientes que tienen una enfermedad y se compara con otra que no la tiene) para obtener los genes de riego y estudiar los equivalentes en la mosca. “Quiero usar la mosca del vinagre para caracterizar los genes y poder comprobar si realmente producen un problema en el desarrollo que podría ser subyacente a la condición de la enfermedad neuropsiquiátrica”.

Otra área de investigación que incursionará el Dr. Oliva es la interacción genes y ambiente externo. “Quiero estudiar los efectos de drogas como el alcohol y la marihuana para ver que les ocurre a las moscas durante el desarrollo e identificar que procesos biológicos afectan”. Para ello establecerá una colaboración con el Dr. Jorge Campusano, quien cuenta con conocimientos en la parte de adicción y que podría servir de complemento con las investigaciones del nuevo académico.

Por último, durante este semestre el académico impartirá la clase de biología celular en el Programa de Doctorado de Ciencias Biológicas y también en los seminarios del curso de genética y evolución de pregrado.

Información periodística: Jade Rivera Rossi, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.