UC

BioNoticias / Investigación

Dr. Fabián Jaksic: nuevo comisionado de la CNA

Jueves, 01 Agosto 2019

jaksic2El director del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES) habló sobre los nuevos desafíos que la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) tiene por delante en esta nueva etapa y sus propias expectativas como comisionado del organismo durante los próximos 6 años.

A un año de haberse promulgado la nueva Ley 21.091 de Educación Superior, que fijó las normas y estatutos de los servicios encargados de asegurar la calidad de la enseñanza técnica y profesional en Chile, el pasado 9 de mayo uno de esos servicios presentó a sus diez nuevos miembros para el período 2019-2025: la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Para el Premio Nacional de Ciencias Naturales 2018, el primer gran desafío de la Comisión en esta nueva etapa es la re-evaluación de todos aquellos programas acreditados bajo el sistema antiguo (o mediante agencias privadas) a medida que sus períodos de acreditación caducan. A ello, se suma la incorporación de Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) como instituciones susceptibles de ser evaluadas. “Supone, al final del día, la revisión de más de mil procesos de evaluación”, explica. Procesos que a partir de este año sólo la CNA podrá llevar a cabo.

El Dr. Jaksic integra un equipo de 12 comisionados, quienes se encargarán de tomar la decisión final sobre todos los procesos de acreditación en curso o futuros que reciba el organismo, además de determinar el rango de años que tanto programas como instituciones durarán acreditadas. En esta tarea, la Comisión será asistida por distintos comités de área, destinados a comparar el desempeño de carreras, postgrados e instituciones en el contexto nacional y regional, y de los pares evaluadores que analizarán cada postulación, recabarán antecedentes, y reportarán pertinentemente a la Comisión.

Sin embargo, para Jaksic, el rol de la CNA no se reduce a ser un mero filtro de calidad para el sistema de educación superior chileno. La aplicación de estándares, afirma, también incluye la proposición de medidas e incentivos que ayuden a mejorar el desempeño de las instituciones: “al decirle a una institución que la vamos a acreditar sólo por dos años, no sólo le estamos diciendo, primero, que no merece los cuatro, sino también que, si en esos dos años vemos que ha mejorado, cuando se presente de nuevo podremos darle cuatro, u ocho años. Estamos apostando a que lo van a hacer bien y que no necesitamos volver a mirarlos tan pronto. La acreditación también es una forma de incentivo”, comenta.

Otro de los criterios que el ecólogo de comunidades espera instaurar durante los seis años que dura su cargo, es el de la gradualidad en la asignación de las acreditaciones. “No se puede aplicar la misma vara, por ejemplo, a todas las regiones. Cada institución y cada programa académico pasa por distintos grados de desarrollo y no todas las cosas empiezan perfectas. Hay que permitir que se perfeccionen y desarrollen para que logren mantener una calidad compatible. Nadie nace sabiendo ni vive ganando”, finaliza. 

Gestión de Prensa: Equipo de comunicaciones CAPES