UC

Sin categoría

Políticas de privacidad

Miércoles, 02 Octubre 2013

General

Al acceder al sitio www.uc.cl el usuario esta aceptando y reconoce que ha revisado y esta de acuerdo con su Política de Privacidad.

La Universidad Católica se reserva el derecho a modificar la presente política de privacidad y será responsabilidad del usuario la lectura y acatamiento de esta cada vez que ingrese al sitio.

Acceso a la Información

Los contenidos del sitio www.uc.cl tienen carácter gratuito para los usuarios, sin embargo hay información que está limitada para miembros de la comunidad UC.

Para acceder a ellos los usuarios miembros de la comunidad podrán acceder con los nombres de usuario y claves que les correspondan en su calidad de miembros.

Información de los usuarios

La Pontificia Universidad Católica de Chile recopila datos de los suscriptores, usuarios y/o visitantes que hagan uso de este portal. Esto puede ser a través de procesos informáticos para realizar registros de actividades (patrones de actividad, navegación y audiencia). Para ellos no será necesaria la identificación personal de usuarios y/o visitantes.

También podrán ser requeridos expresamente datos de usuarios o visitantes del sitio www.uc.cl. La entrega de esta información será voluntaria y se indicará claramente el fin para el cual está siendo solicitada.

La Pontificia Universidad Católica de Chile no hace uso comercial de la información recopilada de los usuarios.

Información a terceros

La Pontificia Universidad Católica de Chile no comunicará ni transferirá a terceros los datos personales de sus usuarios sin el consentimiento expreso del titular. No obstante lo anterior, en caso de ser requerido judicialmente se hará entrega de la información solicitada.

Uso de la información

Todos los derechos referidos a www.uc.cl y sus contenidos, incluidos los de propiedad intelectual, pertenecen a la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Al acceder al sitio, el visitante tendrá derecho a revisar toda la información que esté disponible en él, sólo pudiendo utilizarla para fines particulares y no comerciales. Sin perjuicio de lo anterior, la universidad no se hace responsable por la veracidad o exactitud de la información contenida en los enlaces a otros sitios Web o que haya sido entregada por terceros.

La Pontificia Universidad Católica de Chile autoriza la utilización o reproducción total o parcial de los contenidos e información de su portal, indicando claramente su fuente u origen.

Con 50 pacientes se realiza estudio preclínico de terapia contra lupus

Lunes, 22 Julio 2013

kalergiss

Científicos del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia inauguraron Centro de Inmunoterapia en la UC, enfocado en el desarrollo de tratamientos personalizados para combatir esta patología, que afecta a diez mil chilenos.

Con 50 pacientes chilenos se está realizando el estudio preclínico de la terapia contra el lupus. Así lo confirmó la doctora y reumatóloga Carolina Llanos, durante la inauguración del primer Centro de Inmunoterapia de la Universidad Católica, destacando que ésta enfermedad –aún sin cura en el mundo- afecta, estimativamente, a diez mil personas en nuestro país, considerando las estadísticas mundiales. Puntualizó la especialista que en el nuevo establecimiento se desarrollarán terapias personalizadas contra el lupus. 

Acotó la directora del centro que el estudio preclínico permitirá realizar análisis de muestras y estrategias para crear un tratamiento, que a partir del próximo año espera ser probado en pacientes, al interior de las nuevas dependencias ubicadas en el Departamento de Inmunología Clínica y Reumatología de la UC. 

Lupus es una enfermedad autoinmune progresiva y crónica, que puede afectar cualquier parte del organismo, aunque los sitios más frecuentes son el aparato reproductor, las articulaciones, la piel, los pulmones, los vasos sanguíneos, los riñones, el hígado (el primer órgano que suele atacar) y el sistema nervioso. 

Los estudios que ha desarrollado el equipo de los doctores Alexis Kalergis y Carolina Llanos, establecen que esta afección puede revertirse mediante la manipulación y reprogramación de las células dendríticas, las que cumplen un rol fundamental en la eliminación de elementos patógenos, virus y bacterias que ingresan al organismo. Sin embargo, se ha observado que en pacientes con lupus éstas se encuentran alteradas, y por ende, desarrollan una respuesta contra tejidos propios.

 

Impacto positivo 

Al respecto, el Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, Doctor Luis Ibáñez, señaló que la existencia de este nuevo laboratorio es de gran relevancia para toda la casa de estudios y constituye un ejemplo a seguir. “La iniciativa es muy valiosa y muestra cómo el conocimiento abstracto se vuelve aplicable a los pacientes. Ése es el rol ideal de una universidad, que pueda servir a su país y a la sociedad, idealmente, con conocimientos generados en su propio espacio. Por otro lado, estimamos que los avances aquí realizados, van a generar un impacto positivo tanto a nivel nacional como internacional”, explicó.  

El laboratorio, que reúne a especialistas de la ciencia básica y clínica, fue construido e implementado gracias a fondos del Consorcio de Biomedicina, el IMII, y  en él se ejecutarán proyectos financiados por estas entidades y además un proyecto CORFO recién adjudicado, que entrega financiamiento por tres años. 

Según explica la Dra. Carolina Llanos, el principal foco será comenzar a probar –en pacientes- la eficacia de la terapia personalizada contra el lupus, patología que ataca múltiples órganos, tales como: riñones,  pulmones, articulaciones, así como el sistema nervioso central y cardiovascular, pero en distinta intensidad, según el individuo. Y para estos fines, la próxima etapa será iniciar los estudios de seguridad. 

 

Patología devastadora 

De acuerdo a la especialista, la enfermedad afecta principalmente a mujeres jóvenes, y se estima que un 15% de ellas puede fallecer a los 35 años, producto de la misma. “Éste es un mal devastador, que por lo general se presenta en edad fértil y en plena etapa  productiva, desde el punto de vista laboral. Si bien existen tratamientos, éstos tienen efectos adversos, ya que al ser inespecíficos y deprimir la respuesta inmune de forma global, te hacen más susceptibles a infecciones o bien, tienen impacto en la fertilidad”, explica Carolina Llanos. 

Por esta razón, la reumatóloga señala que el trabajo desarrollado por los expertos es una clara señal de esperanza para los pacientes, ya que esta terapia no conduciría a infecciones, esperando además que se logre una remisión sostenida de la enfermedad. 

“También, esperamos que ésta tenga un menor costo para los afectados y que sea aplicada menor cantidad de veces, en relación a los tratamientos normales.  Esto implica un menor gasto para el Estado y los familiares, quienes se llevan una gran responsabilidad, pues muchos de los pacientes dejan de tener ingresos”, comenta Carolina Llanos. Dicho beneficio, también se ve respaldado por la reciente incorporación del lupus al AUGE junto a otras diez patologías, según dictaminó el Ministerio de Salud. 

 

Reprogramación  de células 

La estrategia biomédica se basa en devolver la capacidad de tolerar los tejidos propios, cuyo proceso se inicia con la extracción de sangre del paciente, que luego es procesada para aislar las células dendríticas. Enseguida, éstas son depositadas en un medio de cultivo, donde también hay otras moléculas y fármacos específicos que permiten modificar esta alteración y transformarlas en "células dendríticas tolerogénicas". Finalmente, estas nuevas células dendríticas son reinyectadas en el organismo de manera intradérmica.  

Respecto de este avance, el Dr. Alexis Kalergis explica que el gran hallazgo de todo el equipo, es que las células del sistema inmune se pueden reprogramar con ciertas drogas y que esta alternativa proveniente del propio paciente, puede “ayudar efectivamente a combatir el daño inflamatorio, y resultar inocua para el individuo”. 

Hasta la fecha, la terapia ha sido probada con éxito en estudios preclínicos con ratones y células de pacientes. Aún quedan algunos ajustes y en los próximos años se debiera ensayar su aplicación con voluntarios, en un estudio de seguridad para medir la calidad biológica. Al mismo tiempo, los investigadores también se enfocarán en “desarrollar otras estrategias para la creación de células dendríticas tolerogénicas”, según comenta Carolina Llanos. 

 

Enfoque traslacional     

A juicio de la reumatóloga, el gran aporte de este nuevo espacio, será el enfoque traslacional que permitirá llevar el conocimiento científico “del mesón de trabajo a la clínica, y viceversa”, con el fin de elaborar tratamientos y comprender los mecanismos de las patologías autoinmunes. Para estos fines, el proyecto contará con el apoyo de otros profesionales tales como: Sergio Iacobelli y Leandro Carreño. Este lugar reunirá a especialistas de la ciencia básica y clínica con el fin de probar nuevas estrategias terapéuticas tanto para el lupus, como para otras enfermedades autoinmunes, entre ellas, la vasculitis. 

“También pensamos incluir otras enfermedades autoinmunes, como las vasculitis y el trabajo con linfocitos T reguladores u otras moléculas”, comenta la Dra. Llanos. Para estas patologías, también se espera probar la estrategia de reprogramación de células dendríticas, mecanismo que ya ha sido evaluado en enfermedades como Diabetes autoinmune. 

Respecto a la contribución del nuevo laboratorio, en él, además, se incentivará la formación  de profesionales, tanto del ámbito básico como clínico, que aportarán en el desafío de seguir desarrollando blancos terapéuticos. Para estos fines, el grupo ya cuenta con estudiantes de pregrado y posdoctorado. Asimismo, se espera contar con la colaboración de los pacientes que asisten al Hospital Clínico de la Universidad Católica, y con otros que deseen formar parte del proyecto.

Foto: Alexis Kalergis, director Instituto Milenio Inmunología e Inmunoterapia.

Información: 

Inés Llambías

Nicolás Meirovich

Científicos franceses descubren en ECIM UC un nuevo tipos de virus gigante: Pandoravirus

Viernes, 19 Julio 2013

pandoravirus_fotoweb

Son notables debido al gran tamaño de su genoma, que contiene 2.500 genes y su hallazgo constituye un hito en la historia de la virología. Según afirman sus descubridores, no está relacionado con los virus que enferman a los seres humanos, ya que solo infectaría a amebas.

Los mismos científicos franceses que hace un tiempo nos sorprendieron con el hallazgo del virus más grande y complejo jamás encontrado, Megavirus chilensis, dieron a conocer hoy en un artículo en Science el descubrimiento de dos nuevos virus, los cuales constituyen un hito en la historia de la virología. Su trascendencia radica en que su número de genes sobrepasa al de muchos microorganismos eucariontes unicelulares, demostrando una riqueza de funciones celulares sin precedente en los virus. Ambos han sido bautizados como Pandoravirus, que se manifiesta de dos formas.

El primero es Pandoravirus salinus, que fue encontrado en las costas chilenas, en las instalaciones de la Estación Costera de Investigaciones Marinas de las Cruces (ECIM) de la UC, centro que ha cooperado en las investigaciones al ser parte de una red de colaboración internacional, conocida como ASSEMBLE (Association of European Marine Biological Laboratories), que permitió a los investigadores acceder a los ecosistemas marinos donde se encuentran estos virus gigantes. El equipo de científicos detrás de este hallazgo pertenece al Laboratorio de Información Estructural y Genómica de la Universidad de Marsella (Francia), liderado por Jean-Michel Claverie y Chantal Abergel, quienes realizaron las campañas de muestreo en las costas cercanas a ECIM.


El segundo es Pandoravirus dulcis, que fue descubierto en una piscina de agua dulce en Melbourne, Australia. Ambos tipos de virus no tienen nada en común con sus predecesores (Megavirus chilensis y Mimivirus spp).


La investigación del virus Pandoravirus da cuenta de que su genoma posee más de 2.500 genes –mientras el récord anterior era de 1200-, por lo que se ha demostrado que su complejidad puede exceder la de algunos parásitos celulares eucariontes. Esto viene a llenar un vacío entre el mundo viral y el mundo celular, que había sido un dogma desde la fundación de la virología moderna en los años 50. Por eso los científicos lo llaman el eslabón perdido entre el mundo viral y el mundo celular.


“Este nuevo hallazgo permite entender el origen evolutivo de los virus. Habían dos hipótesis principales: los virus fueron las primeras partículas vivientes y progresivamente evolucionaron en células autónomas, o por el contrario, habría ocurrido una degeneración progresiva de células bacterianas que fueron perdiendo genes que no necesitaban, por ocupar la maquinaria celular de los organismos que infectaban”, explica el académico UC Sylvain Faugueron, coordinador de ASSEMBLE en Chile. La existencia de virus altamente complejos y con ADN demuestra un origen evolutivo común con células procariontes y eucariontes.


Al igual que otros virus gigantes previamente estudiados, Pandoravirus parece solo infectar amebas y no está relacionado con los que enferman a seres humanos.Este trabajo hace hincapié en que el conocimiento de la biodiversidad microscópica sigue siendo sorprendentemente parcial, en particular en el ambiente marino. Estos virus, hasta ahora totalmente desconocidos, probablemente no son raros. Esto lo demuestra el descubrimiento casi simultáneo de dos ejemplares de esta nueva familia de virus a quince mil millas de distancia, y en dos hábitats radicalmente diferentes.


En el mundo quedan recursos genéticos insospechados y probablemente gigantescos, cuya exploración y estudio sistemático detallado abriría radicalmente nuevas vías para la investigación de las aplicaciones biotecnológicas y biomédicas. El descubrimiento de este nuevo tipo de virus gigante, que no es homólogo a los conocidos tres dominios de la vida (eucariotas (con núcleo), procariotas (sin núcleo) y virus), también sugiere que la aparición de la vida celular podría estar acompañada por una variedad más abundante de formas pre-celulares que los considerados convencionalmente.

 

Foto: Pandoravirus fotografiado a través de microscopía electrónica por Chantal Abergel y Jean-Michel Claverie

 

Información:

Daniela Farías   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 Luz V. Oppliger       Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.