UC

BioNoticias / Postgrado

Cristina Bertocchi: "Buscamos estudiantes con una extraordinaria pasión por la ciencia"

Cristina 1La profesora e investigadora Cristina Bertocchi se encuentra en la búsqueda de estudiantes desde 4to año y/o alumnos de postgrado para involucrarse en estudios interdisciplinarios sobre "las interacciones de proteína-proteína y la transmisión de fuerza en adición de células durante una compleja transformación oncogénica". 

Los estudiantes podrán postular a una gran variedad de técnicas tales como: el cultivo de células, bioquímica, "microscopio fresco" y una innovadora ingeniería biotecnologica. No se requiere experiencia previa, según la profesesora "solo una gran pasión y dedicación por la ciencia", agrega. 

Te invitamos a que participes de esta gran oportunidad. He aquí el detalle: 

"Estamos en busca de estudiantes cuyo trasfondo tengan su motivación en Bioquímica, Biología o Bioingenieria para involucrarse en emocionantes estudios interdisciplinarios sobre las interacciones de proteína-proteína y la transmisión de fuerza en adición de los complejos de adhesión celular durante la transformación oncogénica.

Los estudiantes podrán postular a una gran variedad de técnicas tales como: el cultivo de células, bioquímica, microscopio fresco y una innovadora ingeniería biotecnologica. No se requiere experiencia previa, solo una gran pasión y dedicación por la ciencia. Para más información y discusión acerca de los proyectos, ¡contáctanos!".

Tanto Cristina Bertocchi y Andrea Ravasio, cuentan con laboratorios tanto en San Joaquín como en Casa Central:   

Cristina Bertochi

Cristina Bertocchi 

La investigación de Bertocchi tiene su foco de interés en entender las bases y las dinámicas moleculares regulando la compleja función fisiológica, particularmente como las células se comunican, interactúan y perciben el estimulo mecánico.

Superando un miedo personal: la historia de nuestra ganadora de “Tesis en tres minutos”

Liliana¿Quién es Liliana González, la flamante ganadora del Sexto Concurso “Tesis en tres minutos UC”?

Liliana es alumna del Doctorado en Ciencias Biológicas con mención Genética Molecular y Microbiología y la semana pasada fue noticia en el diario El Mercurio y de nuestra Universidad luego de su gran triunfo en el certamen organizado por el Colegio de Programas Doctorales (CPD) de la Vicerrectoría de Investigación UC, el pasado jueves 9 de agosto en el Centro de Innovación UC.

La jornada reunió a 12 alumnos –9 mujeres y 3 hombres– de distintos programas de Doctorados UC, quienes expusieron sobre diversos temas en las áreas de Lingüística, Derecho, Ciencias Biológicas, Química, Psicología, Neurociencias y Ciencias de la Ingeniería.



Liliana es colombiana y realizó su formación de pregrado en Bacteriología y Laboratorio Clínico en la Universidad Industrial de Santander; luego hizo una maestría en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá. En 2012 decidió viajar a Chile para vivir junto a su esposo. Actualmente trabaja en el laboratorio de la Dra. Susan Bueno, donde desarrolla su tesis de doctorado, enmarcada dentro del proyecto Fondecyt Regular que se adjudicó la Dra. Bueno en el año 2017. Su trabajo es financiado con recursos de este proyecto y del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia. Además la alumna posee una beca Conicyt, la cual ha financiado sus estudios desde el año 2015.

¡Atrapa al público!

La tesis de Liliana busca dilucidar el rol de los neutrófilos en la neumonía causada por Streptococcus pneumoniae. Hasta el momento se conoce que los neutrófilos tienen un rol altamente relevante en el proceso defensivo contra esta bacteria, sin embargo este proceso genera un ambiente altamente inflamatorio en el pulmón que contribuye al desarrollo de la enfermedad. Además de su implicación en el proceso pro-inflamatorio, en los últimos años, se han descrito nuevas propiedades de los neutrófilos, incluida la producción de Interleuquina-10, una citoquina que puede modular la respuesta inmune. Es importante resaltar que “la neumonía es un tema de gran importancia debido a que representa la primera causa de muerte niños a nivel mundial”, nos detalla.

Liliana, ¿por qué decidiste postular a este concurso?

Postulé porque consideré que era un gran desafío que debía afrontar ya que presentar en público me pone muy nerviosa, hasta el punto que empiezo a perder el apetito, dejo de dormir y me enfermo aproximadamente dos semanas antes de una presentación. Además, tengo bastante claro que me cuesta mucho sintetizar y no me siento tan segura al hablar en inglés.

Tarde o temprano tendré que presentar en un congreso o dar una charla, incluso si quiero dedicarme a la docencia, necesito enfrentar todos esos temores pronto y el concurso ofrece la oportunidad de tener una experiencia clave en la preparación para estas instancias.

Foto Liliana

Fotografía: Liliana junto a sus compañeros y compañeras

¿Cómo fue la preparación?

Inicialmente tuve que enviar a los organizadores un resumen escrito de mi tesis. Después me solicitaron hacer una sola diapositiva sin animación. Todo el proceso llevó alrededor de un mes preparación. Al finalizar las dos etapas anteriores, tuve que preparar un discurso con palabras menos técnicas para un público no especializado y facilitar la comprensión del objetivo de mi investigación para captar la atención del público.

Después, para saber de qué se trataba el concurso y cómo debía ser la presentación, me dediqué a mirar por YouTube los videos de varios ganadores del concurso “Tesis en 3 minutos” y ahí me di cuenta de que muchos usaban metáforas y analogías para hacer más comprensibles sus trabajos de investigación.

Unas dos semanas antes del concurso y después de tener lista mi presentación, comencé a pararme yo sola frente al espejo con cronómetro. Los nervios crecían cuando iban pasando los días y a veces me preguntaba si quería continuar o no. En esas últimas semanas el apoyo y el cariño de mis compañeros de laboratorio fue crucial. Me escucharon, me ayudaron a corregir varias cosas, mejorar la presentación y lo más importante me acompañaron durante todo el proceso hasta el final.

¿Cuál fue la parte más difícil?

Sin dudas fue encontrar la forma de presentar mi tema en un lenguaje más jovial y que a la gente le gustara. Este desafío en ningún minuto se pensó como una competencia. Es más, nunca pensé que podría ganar, solo tenía claro que quería vivir esa experiencia.

¿Cómo fue el momento en el escenario?

Lo disfruté… cuando iba caminando pensaba: “Yo vine a pasarlo bien”. Y estaba tan concentrada, que en un momento retrocedí para mostrar mi diapositiva y no me di cuenta que había un espacio al final del escenario ¡y me caí! Pero era tanta la adrenalina que me levanté rápidamente y seguí presentando tratando de hacer como si nada hubiera pasado. Solo pensaba: “tengo tres minutos, ¡no puedo perder tiempo!”

Liliana 2

Fotografía: Liliana presentando

¿Por qué crees que ganaste?

Yo creo que gané porque tenía una diapositiva amigable y logré poner en contexto un problema importante por medio de una historia entretenida. 

Cuando empecé la presentación, la reacción del público fue bastante positiva. Me emocionó ver las expresiones de sorpresa y curiosidad en algunas de las caras del público. 

Di inicio a mi discurso comparando al Streptococcus pneumoniae o “neumococo” con un asesino en serie. Para combatirlo aparecían en la escena soldados de élite que lo atacan pero que al mismo tiempo causan mucho daño en el sitio del ataque. Para contrarrestar todo ese daño, el cuerpo produce IL-10, una señal muy fuerte capaz de modular la respuesta de todas las células involucradas en la defensa del cuerpo. Finalmente menciono cómo algunos de los soldados se convierten en policías de tránsito que ya no tienen como objetivo matar al asesino en serie, sino detener la respuesta de nuestras defensas para contribuir al inicio de la reparación del pulmón y esto lo hacen porque llevan consigo la “señal poderosa”. Este nuevo oficial de tránsito, aunque estaría participando en un proceso de reparación del pulmón, estaría a su vez ayudando a detener el ataque de los soldados, favoreciendo entonces la supervivencia del asesino en serie.

¿Pudiste celebrar?

Cuando todo terminó en verdad me quedó una gran satisfacción por lograr sobrellevar algo tan arraigado como es el miedo a presentar en público, pero también me llegó todo el cansancio producto de varias noches sin dormir, por lo que la celebración fue una linda y tranquila cena en compañía de mi esposo y mis hijas, luego caí profunda, casi desmayada del sueño.

La Universidad Católica es la única universidad chilena en pertenecer a la Red

En octubre próximo, la ganadora tendrá la importante misión de representar a la UC en la versión internacional del concurso organizado por la Red Universitas 21, entidad creada en 1997 y que actualmente agrupa a 25 universidades de investigación intensiva, de la cual la UC forma parte desde el 2012.

La versión internacional del concurso, reconocido mundialmente como 3MT, fue creado en 2008, en la Universidad de Queensland (UQ), Australia, con el nombre original de "Three Minute Thesis (3MT®)". Debido a su éxito, ha sido replicado en diversas universidades y en más de 20 países.

Liliana 3

Más información en http://www.u213mt.com/ 

Profesores Fariña, Sjoberg y Del Río entregan consejos para los exámenes de candidaturas de doctorados

Susan Bueno 4 1Los exámenes de calificación para los futuros doctores de nuestra Facultad siguen en desarrollo. Es un hito que marca la carrera de los científicos y una instancia para la que se preparan intensamente. En este contexto, conversamos sobre su experiencia como ex estudiantes con los doctores José Miguel Fariña - Profesor asociado del Departamento de Ecología - Marcela Sjoberg - Profesora asistente del Departamento de Biología Celular y Molecular - y Rodrigo del Río - Profesor asistente del Departamento de Fisiología-, quienes entregaron una serie de consejos a los actuales estudiantes.

El profesor de Fisiología comenta que en su caso el examen no lo estresó: “No fue un momento de estrés, para nada. Sí vi compañeros estresados y que se urgían y todo, pero creo que no es la técnica urgirse”. La fórmula para esto, y por lo mismo el consejo que le entrega a los estudiantes, es "adueñarte de tu investigación y proyecto de tesis".

Del Río sostiene que “la única forma de que conscientemente hagas eso es que antes de escribir el proyecto hayas invertido una cantidad muy grande de tiempo en leer. Leer papers, leer, leer, leer, hasta que se te ocurre una idea, y empiezas a escribir tu idea, y se te ocurrirán más cosas, y las vuelves a respaldar con referencias y bibliografía. Cuando el alumno escribe algo y no está sustentado en lo que leyó, porque se leyó un artículo de revisión del último año, y está obviando 60 años de investigación previa, es lógico que va a fracasar”, advierte el doctor.

Rodrigo del Rio

Fotografía: Rodrigo del Río

Marcela Sjoberg es una joven investigadora que se incorporó a la planta ordinaria de la Facultad de Ciencias Biológicas en octubre de 2016, tras una estadía postdoctoral en el Wellcome Trust Sanger Institute y Cambridge University. Marcela relata que desde el comienzo de su carrera científica se interesó por la neurociencia cognitiva y por comprender cómo se desarrollan ciertas enfermedades del sistema nervioso, es así como decidió realizar su doctorado estudiando aspectos moleculares de la enfermedad de Alzheimer con el académico de la Universidad de Chile, Dr. Ricardo Maccioni:

"En el laboratorio me dieron bastante libertad para escoger mi tema de investigación, lo que siempre agradecí muchísimo. Sin embargo, fue una responsabilidad tremenda ya que dentro del mismo tema estaba abriendo una línea distinta en el grupo, no había muchas publicaciones en el tema y no me podía retroalimentar mucho de las reuniones de laboratorio pues mis compañeros se concentraban en estudiar aspectos más celulares mientras yo me interesaba en investigar la asociación de una proteína al DNA", cuenta. 

Lo que le quitaba el sueño a esta investigadora era dilucidar por qué la proteína Tau, la que cumple un rol importante en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, se encontraba en el núcleo celular, evaluar si se asociaba con el DNA y que propiedades favorecerían su traslocación al núcleo. En ese contexto Marcela comenta que su examen de candidatura fue altamente estresante:

"La comisión estaba integrada por cinco profesores, cada uno experto en su área, quienes iban a, literalmente, examinar de manera muy exhaustiva mi trabajo. Fueron un poco más de dos horas y media de preguntas muy detalladas, lo recuerdo como un momento muy intenso que, sin embargo, me ayudó a que la investigación fuera más completa”. Y agrega, “en ese momento uno cree que el propósito no es constructivo, pero uno se equivoca, siempre es para pulir y desarrollar un mejor trabajo. No es favorable para tu propio desarrollo como científico que sea un examen fácil. En este sentido mi mejor recomendación a quienes hoy se enfrentan a su examen de candidatura es que sean detallistas, que dominen muy bien su tema”.

Marcela Sjoberg

Fotografía: Marcela Sjoberg

La académica comenta que como evaluador “uno se da cuenta el nivel de manejo del alumno y cuando por el contrario descansan en el dominio de su tutor. Los jefes también se equivocan y un alumno de doctorado debe informarse bien, debe adquirir criterio propio y contradecir de ser necesario a su jefe”. Hoy, el objetivo de Marcela es poder comprender con mayor detalle mecanismos epigenéticos que operan en células del sistema inmune, usando como modelo de estudio los linfocitos T y de esta forma, poder identificar aquellas interacciones moleculares con potencial importancia terapéutica vinculadas a la patogénesis de enfermedades del sistema neuroinmune y cáncer.

En tanto, Fariña detalla que en su caso el examen de candidatura, a diferencia de cómo ve que es ahora, “era como un reconocimiento del nivel científico en el que estabas, y tenía los dos componentes –calificación y proyecto de tesis- juntos, pero no revueltos”.

El profesor explica que su método para aprobar fue mantenerse leyendo “todo el tiempo en mi vida”, a diferencia de lo que observa él actualmente como la realidad de los estudiantes, que es “más de sentarse, ‘que me pasen la materia, paso ese ramo’ y estamos todos bien. No hay una cuestión de grupos de estudios que no vayan dirigidos a una prueba o de interacción con otras generaciones”.

Fariña detalla que su generación se mantenía leyendo “a ritmo de curso 30 o 40 papers por semana, y después a ritmo de tesis seguíamos con lo mismo, y ahora que estoy viejo igual me leo cuatro o cinco papers por semana, porque uno se tiene que mantener relativamente vigente. Pero yo doy fe que los cabros no se leen ni dos papers por mes, por mutuo propio”, asevera. En este contexto, el doctor recomienda que “dentro de las reglas, traten de salirse un poco de este juego y sentir el efecto de una pregunta. Para mí la única forma de aprender es haciendo, y la única forma de hacer es preguntarse algo sinceramente. Además, tienen que manejar mejor su emocionalidad y reencantarse con lo que están haciendo, disfruten y pulan lo que saben”.

JoseMiguelFarina

Fotografía: José Miguel Fariña 

 

Mauricio Lima sobre Doctorado en Ciencias Biológicas 2019: “Responde a las exigencias de la sociedad actual”.

PostdoctoradoEl Doctorado de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) tiene una larga trayectoria por su marcado énfasis en investigación en Biología de nivel internacional. Para conocer más detalles sobre sus características y las novedades de la admisión 2019, conversamos con Mauricio Lima, Director de Posgrado y esto fue lo que nos contó...

¿Cuáles son los sellos distintivos del doctorado de la FCB?

La FCB se destaca por su marcado énfasis en investigación en Biología de muy buen nivel. En términos de sellos distintivos puedo decir que nuestro doctorado está en un proceso de profundas transformaciones destinadas a definir una serie de principios innovadores en la educación doctoral de nuestra Universidad. Los principios que nos guían en este proceso son:

• Garantizar que la investigación siga siendo la piedra angular del doctorado.
• Desarrollar graduados que asuman riesgos intelectuales y creativos.
• Desarrollar la confianza en los estudiantes para ser independientes y autónomos.
• Garantizar que los graduados sean capaces de demostrar sus competencias de forma explícita.
• Diseñar sistemas que permitan a los candidatos tomar el control, seguir y autoevaluar su propio desarrollo, con orientación de los equipos de supervisión.
• Promover la innovación y el intercambio de mejores prácticas en la capacitación de competencias dentro de la institución y también con otras universidades nacionales y extranjeras.
• Asegurar que las estructuras y programas de formación doctoral se actualicen periódicamente para que puedan permanecer innovadoras y receptivas al cambio.

¿Qué experiencia de formación vivirán los alumnos de doctorado?

La experiencia que deseamos otorgar es un programa de doctorado estructurado de manera centralizada, donde por una parte, se reúnen cohortes de candidatos para desarrollar competencias explícitas estructuradas en el tiempo y por otro, la FCB provea una estructura administrativa central, para apoyar el desarrollo académico y personal de los estudiantes.

Estos elementos integrales de nuestro programa permiten a los estudiantes estar concentrados en su investigación, firmemente anclados en un entorno académico y con acceso a una gran diversidad de colegas fuera de su equipo de supervisión para interactuar. En este contexto de cambio en la formación doctoral, la introducción de perfiles de egresos basados en competencias, ha sido uno de los elementos claves para orientar la trayectoria formativa de los doctorantes.

El desarrollo de competencias complejas debiera ayudar a los estudiantes a ser más efectivos en su investigación, pero también a trabajar con una gama más amplia de herramientas que le serán útiles en sus vidas y carreras futuras .

¿Qué camino de formación como investigador ofrece el doctorado FCB?

Ofrecemos un proceso formativo donde nuestros Doctores en Ciencias Biológicas sean capaces de responder a las exigencias de la sociedad actual, a través de un perfil de competencias y un currículo centrado en los aprendizajes que es una oportunidad para que los doctorantes logren autonomía y excelencia como investigadores actuales y futuros.

Una de las principales críticas a los currículos centrados en los objetivos es la pérdida del foco en los aprendizajes de los estudiantes, otorgándoles centralidad a los contenidos como eje articulador de la enseñanza y no como un medio para el aprendizaje de diversos conocimientos, habilidades y disposiciones de los estudiantes, o también llamados saberes complejos. Así como también el carácter asignaturista o de disciplinas aisladas, sin un eje integrador, no permite comprender la complejidad de interrelaciones y sistemas propios del ejercicio en la vida del profesional.

MauricioLima

Fotografía: Mauricio Lima

¿Qué oportunidades ofrece el doctorado para biólogos que no quieran seguir la carrera académica y opten por el emprendimiento o un camino profesional?

Una de las motivaciones de transformar nuestro proceso educativo en el Doctorado fue generar aprendizajes complejos para que nuestros graduados tengan un conjunto de competencias complejas que le permitan insertarse en ambientes laborales diversos. Durante su formación, los doctorantes aprenderán a gestionar la complejidad y así poder ser movilizadores de los cambios e innovaciones.

Tendrán una participación activa, autónoma y autorregulada en su proceso formativo, en la medida en que despliegan su actividad mental generadora de significados. Conocerán sus propios procesos cognitivos y así llegarán a tener en sus manos el control del aprendizaje. Desarrollarán las habilidades para aprender a aprender (metacognición), transformándose en “aprendices de por vida” capaces de actualizar sus conocimientos y sus competencias de manera permanente.

Los doctores graduados en la FCB debieran estar preparados para asumir los roles de conducción de los cambios complejos de las sociedades actuales. Por ejemplo, anticipar las preguntas importantes del mundo que viene, y para asumir los riesgos intelectuales necesarios para gestar y concretar grandes cambios. Esto implica que no solo deben tener las competencias necesarias para generar investigación avanzada, sino que además deben ser capaces de realizar investigación aplicada, implementar cambios en la formulación de políticas públicas, en la gestión e innovación productiva y en muchos otros roles de liderazgo en la sociedad.

Para este tipo de tareas se necesita el desarrollo de habilidades personales complejas, las cuales presentan los mayores desafíos a la Universidad para poder ser capaz de proveerlas a nuestros estudiantes, ya que exceden las capacidades individuales de los profesores supervisores, y por lo tanto se necesitan esfuerzos colectivos e institucionales.

¿Cuáles son las recomendaciones que darías para una buena postulación?

Primero es seguir al pie de la letra las instrucciones de la página web y el sistema de postulación. Segundo conversar con los profesores de la Facultad, enviar emails y conocer las características personales y académicas de los profesores.

Doctorad

Revisa el programa para postular al Doctorado en Ciencias Biológicas Admisión 2019. ¿Plazos de postulación? Hasta el día viernes 24 de septiembre de 2018 a las 23:59 horas: http://postgrado.bio.uc.cl/admision/ 

 

Tres profesores cuentan su experiencia en sus exámenes de calificación

IMG 0099Estamos en julio y se están desarrollando los exámenes de calificación para los futuros doctores de nuestra Facultad. Es un paso intenso y que marca la carrera de lo científicos. Para conocer más sobre este desafío y saber los consejos que les darían a los estudiantes actuales, conversamos con tres profesores de la Facultad y esto fue lo que nos contaron.

Waldo Cerpa profesor y Director del departamento de Biología Celular y Molecular

¿En qué años hiciste tu doctorado?
Comencé en 2005 y terminé mi doctorado en 2009, y a partir del 2010 me fui a hacer un posdoctorado hasta el 2013, cuando volví acá contratado, ahora, como académico. El posdoctorado lo hice en la Universidad de Washington en Seattle, estuve principalmente en el área de la neurofisiología, tres años en el departamento de fisiología y biofísica. Mi doctorado lo realicé acá mismo en la Facultad de Ciencias Biológicas y en el mismo departamento, en la mención en Biología Celular y Molecular.
WaldoCerpa
¿A qué edad iniciaste tu doctorado?
Yo empecé mi doctorado en la UC con 25 años, tenía 29 años cuando me doctoré.

¿Cómo fue su proceso de examen de candidatura?
En el tiempo en que yo hice el doctorado también eran cuatro años en los que te daban la posibilidad de extenderlo hasta medio año más o un quinto año. Pero a diferencia de lo que pasa actualmente, antes había un nivel mucho mayor de flexibilidad en torno al tiempo en que tú te podías demorar, yo creo que eso ha cambiado bastante y tiene que ver con las fuentes de financiamiento que existen actualmente, en las que la mayoría tiene becas específicas y esas becas tienen una cobertura temporal definida.

¿De qué se trató tu tesis?
Cuando hice mi tesis de doctorado planteé herramientas que no existían acá en la Facultad, entonces, yo hice mi tesis básicamente en tres laboratorios distintos: en Estados Unidos, y además hice probablemente la mitad de la tesis en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valparaíso. Esto, porque con mi tutor, el Dr. Nibaldo Inestrosa, nos dimos cuenta que con las herramientas que teníamos en el laboratorio no éramos capaces de contestar la pregunta biológica con todas las aristas que nos interesaban, entonces, se tomó la decisión que incluso abrió una línea de investigación que todavía continúa en su laboratorio relacionada con electrofisiología. Con esta aproximación abordamos elementos que tenían que ver más bien con cambios generales en las neuronas, una mirada más funcional, y para eso la mejor herramienta que existe es la electrofisiología, que consiste , básicamente, en medir de qué manera una neurona se comunica con otra a través de impulsos eléctricos.

¿Cómo es el examen de candidatura para los estudiantes de doctorados?
En realidad aquí se configuran dos actividades que se realizan de forma conjunta, una es el examen de calificación y otra es el proyecto de tesis. Estas dos actividades académicas se configuran en una sola instancia, en la que se evalúan las dos cosas. El examen de calificación, el que define si estás cumpliendo con los conocimientos mínimos requeridos para desarrollar el proyecto de tesis. La otra instancia, el proyecto de tesis, que tiene mucho que ver con el laboratorio en el que tú estás, qué es lo que vas a hacer experimentalmente, por lo tanto, no necesariamente tiene que ver con los conocimientos que tú tienes de esa área. Entonces, estas dos cosas que se ejecutan de forma paralela se realizan en una sola actividad, que es de presentación del proyecto de tesis, en la que expones qué es lo que tú quieres hacer y por qué, y en esa instancia se aprovecha para evaluar si la persona tiene los conocimientos necesarios para abordar las preguntas biológicas que está considerando en su proyecto.

En general, la mayoría de las veces el examen de candidatura se enfoca a los elementos que tienen que ver con tu proyecto de tesis. Pero muchas veces si tu ocupas una técnica específica, y esa técnica tiene un contenido básico súper fuerte, debes conocer los elementos que te llevan a utilizar esa metodología, y desde luego, como funciona esa técnica. Por ejemplo, si vas a ocupar microscopía tienes que saber un poco de óptica, que son cosas súper básicas, a lo mejor si estás ocupando cultivo celular tienes que tener un montón de claridad de los elementos que pueden estar relacionados de manera básica. Entonces, muchos de los estudiantes llegan a esta instancia con un conocimiento más bien técnico con los que ellos realizan los experimentos, pero muchas veces no existe ese cuestionamiento conceptual tanto a la pregunta biológica y tampoco existe ese cuestionamiento a la parte técnica. Por ello, muchas veces el estudiante se siente un poco débil en algunos aspectos. Entonces, esos elementos son los que se evalúan en el examen de calificación, el estudiante tiene que estar completamente interiorizado de la pregunta biológica, con una claridad respecto a cómo la va a contestar, cuáles son las herramientas, por qué escogió esas herramientas y no otras, cuál es la justificación de haber elegido esa herramienta, de qué manera puedo contestar esa pregunta y cuáles son sus alcances.

¿En qué está el proceso actual del examen para los estudiantes?
En general los estudiantes que ahora presentan su examen tienen claridad, ya que hace un par de meses ellos tuvieron que presentar un resumen sobre cuáles podrían ser las directrices generales para su proyecto, lo que sirve para seleccionar sus comisiones. Los estudiantes ya saben sus comisiones evaluadoras.

Si tuvieras que darle tips a los estudiantes, ¿qué le recomendaría a ellos?
Lo más importante es que ellos revisen las bases de los elementos que están estudiando porque los proyectos de tesis están avalados por el laboratorio del cual ellos vienen, entonces, lo más probable es que ellos se estén embarcando en una pregunta biológica más grande o una pregunta biológica que ya estaba presente en el laboratorio. Entonces, el elemento que tenga que ver con la pregunta, con la hipótesis, quizá la forma, pueda ser importante, pero no la pregunta biológica como tal, para ellos no es algo extremadamente importante de conocer al revés y al derecho, porque es una pregunta que viene del laboratorio donde ellos están. Entonces, hay un sustento de bibliografía, hay un sustento de proyecto que probablemente sustentan esas preguntas biológicas, entonces, esa parte van a embeberse en las reuniones de laboratorio, con la conversa con los profesores, con las conversas con sus pares que están en el laboratorio y que están haciendo tesis de pregrado o doctorado, entonces todos los elementos que tengan que ver con la pregunta biológica y sus generalidades ellos lo van a haber adquirido de manera relativamente natural, con ello, concentrarse en la bases de esas preguntas es más relevante de preparar para el examen.

Según tu opinión, ¿en qué deberían enfocarse los estudiantes?
Los estudiantes deberían concentrarse en defender sus resultados preliminares, que tengan completa claridad sobre cómo se obtuvo ese resultado, o sea, hay un tema de conocimiento técnico, pero por otro lado, cuál es el alcance de ese resultado, qué te está contestando el resultado que tú estás viendo ahí, cosa de no sobreinterpretarlo ni subinterpretar los resultados, y ese es un ejercicio que es extremadamente relevante. Y por otro lado, el sustento que hay detrás: tienes que saber por qué vas a hacer lo que harás, pero no sólo eso, sino que también por qué seleccionaste una aproximación experimental y no otra.


María Isabel Yuseff, profesora asistente del departamento de Biología Celular y Molecular.

Tú estudiaste en la Universidad de Chile, ¿cómo era el examen intermedio en el momento en que te tocó darlo?

Sí, yo era estudiante de doctorado de la Universidad de Chile y lo que se hacía era un examen de calificación que no tenía que ver con el proyecto de tesis. En ese tiempo el desafío era encontrar un tema en el cual uno no haya trabajado antes, ni en pregrado, tomarlo y plantear un proyecto con hipótesis, con objetivos y defenderlo frente a una comisión. MariaIsabelYussef

¿Tenía que ser absolutamente novedoso?
Sí, Era un gran desafío encontrar un tema. Yo lo di el 2001 y en ese tiempo existía internet, pero la información no era tan fluida. Uno tenía un semestre para meterse y trabajar el tema.

¿Era un desafío el desarrollo también?
Sí, un desafío intelectual muy grande. Tenía una parte romántica porque uno se sentaba con los libros y revistas en la biblioteca y uno se sentía en verdad en una búsqueda muy propia. Era la primera vez que tenía que buscar un tema por uno mismo y sentir un poco la obsesión por entenderlo, esa curiosidad insaciable y decir: yo no entiendo y quiero saber cómo funciona esto. Había que buscar y buscar y generar una hipótesis sobre por otra y dar con algo original, era muy desafiante.

¿Cómo se vivía el que el examen no fuera la tesis final de doctorado?
Que fuera un tema no anclado a la tesis era bueno porque le quitaba apego y en mi caso cumplió una doble función. Me motivó en el tema del pensar científico y buscar una respuesta y encontrar la belleza en modelos diferentes, en los cuales uno no estaba a acostumbrada. Y me abrió al tema de la Biologia Celular al que me dedico hoy en día.

Te abrió un mundo...
Sí. Yo elegí el tema de la arquitectura interna de la célula, particularmente como se re-organizaba una celular frente a diferentes estímulos. La pregunta era cómo se heredan las mitocondrias de una célula madre hacia la hija. Usé un modelo unicelular que eran las levaduras, que tenían sus ventajas de poder hacer genética. Hasta antes yo estudiaba plantas y después de este trabajo me dediqué al mundo de la biología celular y al tráfico de vesículas y organelos y como se organizan frente a diferentes estímulos –dicho globalmente-. El tema de mi examen de candidatura me encantó y me maravillé con la célula y cómo se organizan tan eficientemente para cumplir diversas funciones claves para el organismo.

¿Y cómo fue el examen mismo, muy difícil?
Al llegar lo recuerdo muy estresante, recuerdo tres profesores que estaban en la comisión y me acuerdo de uno de la católica. Que no se debe acordar pero yo sí, era Javier Jordana –ríe-. Fue un examen largo, al menos tres horas. Muy intenso. Los profesores tienen la información de uno en la carpeta, revisan todo el proceso. Era muy formal además. Uno hacía una presentación y luego te iban preguntando, desafiando e iban cuestionando si esa era la hipótesis, si esa era la salida más apropiada para resolver los problemas. Ellos también se podían extender y explayar y podían preguntar cosas más allá.

Te ayudaban a reflexionar. ¿Y eso te estresó?
En el momento antes de empezar sí, pero en la medida que me fui metiendo en el tema, me fui empoderando y eso fue un satisfacción. Me di cuenta que yo sabía y que le había dedicado tanto tiempo a este tema y que yo sabía las respuestas y si no, las podía elucubrar en mi cabeza con los conocimientos que tenía y eso me dio un sentimiento de confianza. Ahora entiendo que el objetivo era para sacar lo mejor de uno, y eso tal vez uno no lo sabe cuando es estudiante, pero es así.


¿Te marcó este examen?
Sí, para mí hay un antes y un después. Me fue bien, recibíun buen feebback pero eso no fue lo relevante, después del examen yo sentí más fuerza, sentí que yo podría tener mi grupo y podría llevar proyectos independientes porque yo supe cómo proponer esta hipótesis, y la pude defender frente a gente que sabía mucho más que yo.

¿Qué recomendaciones le darías a los alumnos actuales?
Primero romper la barrera del miedo y confiar en la propia formación y que uno tiene las respuestas en todo lo que ha leído y ha estudiado.. Y confiar que la comisión quiere sacar lo mejor de ellos y si se entregan a este proceso le van a sacar mucho provecho, van a tener un muy buen comienzo de proyecto de Tesis.


Rodrigo de la Iglesia, profesor asociado el departamento de Genética Molecular y Microbiología.


¿Dónde estudiaste tu doctorado?
Yo hice la licenciatura en Biología acá, saqué el título profesional de biólogo acá e hice el doctorado en genética molecular y microbiología acá. Y de ahí me fui a hacer un posdoctorado a Concepción, y después volví para acá de profesor.

¿Entraste al doctorado sabiendo lo que quería investigar en específico?
No, de hecho yo entré al doctorado cuando estaba trabajando en ambientes terrestres y cuando entré al doctorado hice el switch a ambientes marinos.

¿De qué se trató tu tesis?
Mi tesis fue estudiar cómo la contaminación por cobre en una región particular de Chile afectaba en la zona intermareal al componente microbiano. Y habían hartos antecedentes que esa contaminación hacía bastantes estragos en la macrofauna por decirles de alguna forma a algas y organismos del intermareal clásicos, pero fueron las primeras aproximaciones al componente microbiano como base estructurado de las tramas tróficas. Un poco eso era la idea, en el fondo la pregunta subyacente era ver si lo que se observa para macroorganismos también lo observábamos para microorganismos. RodrigodelaIglesia

¿Su doctorado tuvo la misma modalidad que tienen los estudiantes actuales en la Facultad de Ciencias Biológicas?
La misma: calificación y candidatura juntas. Nosotros teníamos un año y algo de clases antes del examen, pero era más tirado hacia los tres años, creo que mi examen fue más cerca del tercer año que del año y medio. Mi tutor fue Bernardo González, trabajó acá y hace unos años se fue a la Universidad Adolfo Ibáñez, y mi cotutor de tesis fue Juan Correa, el decano actual de la Facultad.

¿El examen fue estresante para usted?
Absolutamente. Es estresante porque es un hito, porque al menos en mi caso era la primera vez que tenía que defender una idea que uno cree que es 100% de uno, por supuesto está en el marco de un proyecto de investigación más grande. Pero en ese caso era 100% la idea de uno, y te juntas con tus pares, y en esa época era un poco distinto a ahora. Ahora la idea es que la comisión tenga un rol más afable con el estudiante, como que lo acompañe; antes uno iba preparado a que el comité iba a sacar las catanas y tenías que defenderte bien de todas las preguntas que te iban a hacer, y la palabra responder bajo presión como finalidad anexa al examen siempre rondaba en el ambiente.

¿Cómo te preparaste para el examen?
Lo que yo hice -por recomendación de mi tutor, y que yo les sigo recomendando a mis estudiantes- es practicar muchísimo el discurso de tu presentación, que estén muy claros cuáles son los argumentos que te llevan a la pregunta. Tienes que tener súper clara la pregunta que quieres responder, y para eso hay que manejar bien los conceptos básicos, que cada palabra que vas a usar durante tu discurso sepas lo que es. El peor error que puedes hacer -en mi opinión- es ponerte a hablar cosas o mostrar figuras de experimentos o diseños experimentales que no tienes muy claro qué es lo que son. Y lo otro es presentarles a tus pares, a tus compañeros de doctorado, eso también lo usé y encuentro que es súper útil.

Ensayar el examen.
Sí, y ensayar con ellos. Aparte que tus compañeros van y asumen la responsabilidad porque van en la misma actitud de tomárselo en serio. Creo que eso ayuda mucho.

Dice que ahora pareciera ser más "afable", pero ¿qué dificultades crees que enfrentan los estudiantes de ahora?
Es una situación de incertidumbre: tú y tu tutor, y por ahí tus compañeros de laboratorio, saben que la idea es buena o creen en la idea, o te entienden, pero cuando te paras a hablarles a otros profesores -uno que ni siquiera es de la Universidad, porque tiene que haber un externo-, no sabes qué te van a preguntar, no sabes qué te van a entender, esto que para uno es lineal y absolutamente clara es una incertidumbre que te pone nervioso. O a mí al menos me pone súper nervioso.

¿A sus compañeros también les pasó eso?
Hasta donde me acuerdo, sí, para todos era como el tema el examen de candidatura.

¿Es tutor de tesis ahora? ¿Qué le recomienda a sus estudiantes ante el examen y el proyecto?
Lo mismo que te acabo de decir. De hecho los hago presentar varias veces en el laboratorio antes del examen en sí, y ahí uno va calibrando, hay gente que tiene más facilidad de palabra y que no se le notan los nervios. Pero hay gente que se pisa la cola y que requiere que el tutor o el grupo al menos lo esté guiando, acompañando, antes que se enfrenten a la comisión.

Haciendo memoria, ¿le fue bien en su examen de doctorado?
Sí, me fue bien, y la sensación de después es lo máximo.

Alumno de doctorado Carlos Rivera recibe Medalla Hermann Niemeyer

carlos rivera¡Felicitaciones Medalla Hermann Niemeyer 2018!  Este era el asunto del mail que Carlos Rivera recibió el 7 de junio pasado y que lo tiene más que contento.  Como buen alumno de nuestro doctorado, sabe lo importante que es ser reconocido por la Sociedad de Bioquímica, pero para él, tiene un matiz especial: 
 
 “Es un honor recibir la Medalla Hemann Niemeyer, porque él es un científico que todo bioquímico debe admirar: fue pionero en el desarrollo de la bioquímica en Chile y además tuvo un rol muy importante en el desarrollo de los programas nacionales de doctorado, así como en la defensa de la actividad universitaria durante el gobierno militar. Formó a grandes bioquímicos de Chile. Es realmente un honor ser premiado con su nombre”. 
 
Este reconocimiento se entrega a un estudiante elegido entre todos los Programas de Doctorado del país de las áreas de Bioquímica, Biología Molecular y Biología Celular,  que se destaque por su excelencia académica y trayectoria científica. Las bases señalan “que se estima favorable que cuente con publicaciones derivadas de su trabajo de tesis, o haya presentado resultados preliminares en reuniones científicas nacionales o internacionales”. 
 
Carlos Rivera estudió bioquímica en la Universidad de Chile y después de finalizar un Magíster en Bioquímica de la misma casa de estudios -más un breve tiempo trabajando en la Fundación Ciencia y Vida- decidió postular al Doctorado de Ciencias Biológicas, mención Biología Celular. 
 
Su investigación la realiza centrándose en bases bioquímicas de la epigenética, estudiando los mecanismos de asociación de las proteínas CoREST a la cromatina, es decir, cómo éstas interactúan con el ADN.  Su tutora es la Dra. María Estela Andres, quien patrocinó  la postulación de Carlos.  “Fue muy emotivo, porque ella también recibió la Medalla Hermann Niemeyer cuando era estudiante”, señala. 
 
Carlos está muy orgulloso de la línea de investigación que está desarrollando, ya que es un tema nuevo en la Facultad y a pesar de que esto representa generar nuevas redes y abrirse a otros temas, ha recibido mucho apoyo. Incluso,  su investigación lo llevará en octubre a una pasantía en la Escuela Médica de Harvard, donde trabará en el laboratorio de la Dra. Jeannie T. Lee
 
Ya a la vuelta en Santiago, Carlos podrá sentarse y compartir quienes considera grandes científicos en la Sociedad de Bioquímica, ya que el premio le otorga la calidad de miembro  estudiante de la Sociedad. 
 
También participará con una charla en el Congreso de la Sociedad el 25 y 28 de septiembre en Iquique, en cuya ceremonia de clausura recibirá el reconocimiento.
 
 “Voy a asimilar este premio cuando esté allá”, cuenta entusiasmado.